domingo

¡¡GUPPY ESTA EN VENTA!!

23 de enero 2016

Luego de dos años en el agua, era tiempo de darle a Guppy una buena manicura.  Lo sacamos del agua y trabajamos como locos durante semanas para ponerlo hermoso de nuevo.  Finalmente tapé los huecos que habían y sacamos brillo a la parte superior para cambiar su color al original rojo.  Después que le echamos un líquido contra la corrosión era tiempo para navegar.
Tuvimos dos días de gran navegación con un promedio de 7.5 nudos.  Admito que disfrutamos de buenos vientos.  Qué gozo estar nuevamente en el agua, sobre todo ahora que tengo planes de ir a Europa a visitar a la familia.  Por lo menos Guppy puede brillar en toda su belleza.



He estado jugando con la idea de vender a Guppy hace un tiempo.  Me he enamorado de los yates clipers estilo taiwanés—como el Formosa 51 o el Hudson 50.  Aunque me duele, tendría que vender a Guppy.  Pero no se lo daré así nomás a alguien.  Después de todo, Guppy ha sido mi primer amor,  mi bebé y el mejor bote que hubiera podido desear para hacer mi circunnavegación.  Si hay algún interesado, enviarme un email a media@lauradekker.nl donde proporcionaré mayor información.

Otra cosa que nos ha mantenido ocupados es construir un armario en el departamento de nuestros amigos.  Durante el invierno nos han dejado permanecer en su departamento del sótano que era abrigado y no tuvimos que pedalear en el frío y la lluvia.  Ellos mencionaron que querían tener un armario en la cocina, así que pensamos que podíamos construirlo desde cero.  Ninguno de nosotros ha hecho algo parecido, así que había que pensar mucho:  es el trabajo de Daniel.  Yo me ofrezco para pegar, barnizar, y lo que hago mejor, por supuesto—supervisar.



El armario está listo en su sitio.  Las ventanas parecen un helecho neozelandés, o una ola, lo que veas primero.

Aterrizamos en Alemania hace una semana—de regreso a la nevera—y ciertamente valió la pena la helada, ya que realmente nos alegró mucho ver a nuestros familiares de nuevo.
 Una caminata fresca en otoño tardío con mi hermanita pequeña, (aunque ya no es pequeña), aunque ya no es pequeña.




Maggie, mi maravillosa cuñada, Kim, yo & Daniel en la cima del Drachenfels en Alemania.




1 comentario:

Wumniam Longoria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.